Fue tan fuerte el vendaval que se presentó el pasado domingo en Tuluá que tumbó varios árboles en el sur de la ciudad y 11 troncos en el estadio Doce de Octubre.

Otra pata que le nace al cojo. La EPS Coomeva cada día tiene más quejas de sus usuarios. Fuera que no pagan a tiempo las incapacidades, ahora llegan las quejas diariamente por la demora en la entrega de los medicamentos en la farmacia que no tiene la logística apropiada para atender la gran demanda de sus afiliados, muchos de los cuales tienen que esperar más de 8 horas para recibir sus medicinas…¡Atrevidos, por no decir algo más fuerte!

Lo más triste del caso es que aquí en Tuluá la Asociación de Usuarios, la Secretaría de Salud y menos la Persone-ría le paran bolas a los quejosos y se hacen los de los oídos sordos… ¡Estamos jodi-dos y con el agua lejos!

Para muchas personas, que tienen sus negocios o residencias aledañas a la plaza cívica Boyacá, se ha convertido en una molestia la proliferación de palomas que se ha generado en este espacio de recreación de la ciudad por la forma descon-trolada en que varias personas las están alimentando a diario. Ahora el nombre ha cambiado, ya no es el parque de las palomas caídas, sino el de las palomas gordas… ¡Añañaiii!

Con el asesinato de una estilista a pocas cuadras de la Alcaldía de Tuluá se descubrió que la tan promocionada Ruta de Atención a la Mujer Maltratada, no funciona. La primera etapa que deben ser los hospitales y clínicas de la ciudad se quedaron calladitos cuando llegó la dama moribunda…¡Plop!

Posteriormente, la mujer fallece y la policía se enteró cuando los medios de comunicación lo informaron… ¡Estamos muy mal, no hay derecho!

Seguimos insistiendo en que hay que hacerle un serio seguimiento a nuestros árboles, porque ya lo hemos comentado, muchos de ellos están a punto de caer. La fuerte lluvia del pasado domingo dejó en el piso a varios de ellos y los de la Umata siguen apoltronados en su escritorio y nada que toman cartas en el asunto. No sea que con la próxima ventisca se sigan otros más…¡Y después no digan que no se los dije!

Los tulueños que transitan cotidianamente por la calle 26 con carrera 27, sector central de esta ciudad, han tenido que improvisar señales para que sus conciudadanos no caigan en el hueco que está sin la respectiva tapa y se ha convertido en una trampa mortal a toda hora y principalmente en horas de la noche. Lamentablemente este hueco no es el único que se encuentra en el centro de la Villa de Céspedes, si no que proliferan en varios de la ciudad, algunos de ellos producto de obras que adelantan las empresas de los servicios públicos que trabajan a paso de tortuga.

Pero no solo el fuerte aguacero del pasado domingo tumbó árboles y levantó tejas sino que también inundó el nuevo centro comercial Bicentenario Plaza. Arrendatarios y personal administrativo tuvieron que agarrar trapeadores y escobas para sacar la gran cantidad de agua que les entró por todos los lados….¡Para revisar esta situación porque ya es la segunda vez que les ocurre!

Preguntas pendejas. ¿Será verdad, mentira o chisme que la extorsión en Tuluá está en su grado máximo?

¿Las explosiones y balacera a una bodega de la Villa de Céspedes estará ligada a dichas extorsiones?

¿Existe el cartel del cilantro o es pura imaginación y ganas de joder de los tulueños?

¿Será real que Carlos Humberto Castillo sería el sucesor de William Loaiza Amador como director del noticiero En Primera Fila de La Voz de los Robles?

¿Qué de cierto es que por estar esperando el viernes no disfrutamos el lunes?
¿Será que los venezolanos que están ahora de mototaxistas en Tuluá tendrán la documentación apropiada para trabajar y la licencia de tránsito para manejar motocicleta?

No fue muy bien visto por los aficionados al fútbol que asistieron el pasado domingo al estadio Doce de Octubre para ver el partido entre Cortuluá y Leones, que un grupo de personas que apoyan a un candidato a la alcaldía entraran con camiseta y bandera a un escenario deportivo donde van aficionados de diferentes ideologías y que los puede molestar esa actitud partidista… ¡Añañaiii!

Si de ahora en adelante todos los candidatos a la Alcaldía de Tuluá van a seguir el ejemplo de ir al estadio a acompañar a Cortuluá con camiseta puesta y banderas al aire, que avisen con tiempo para no aparecernos por allá, porque yo voy solo a ver fútbol y no a un circo…¡Ni pa allá voy a mirar!

Nos llegaron rumores que otros candidatos a suceder a Vélez, quieren hacer lo mismo, porque si al personaje del domingo lo dejaron entrar con su barra, ellos también tienen derecho…¡Se jodió Cor-tuluá!

Si en Tuluá llueve, en Buga no escampa. Conocedores en la materia están solicitándole a las autoridades ambientales de la ciudad que le hagan una meticulosa revisión a cada uno de los árboles y palmas que están ubicadas en el parque Cabal, porque tienen conocimiento que el estado fitosanitario deja mucho que desear y varios de ellos están a punto de caerse, ya uno terminó sobre la calle… ¡Más vale prevenir que tener que lamentar!

La semana pasada, en nuestra edición impresa, mostramos la falencia que tiene el diseño del cruce de la calle 28 con carrera 28 para ingresar al Malecón del Río, que actualmente construye la Gobernación del Valle, y por el que lo conductores de vehículos grandes podrían tener problemas al hacer su cruce a la derecha. Parece ser que la medida tomada para mejorar el diseño no cubre las expectativas de los ciudadanos. Esperamos que los equivocados sean los quejosos…¡El tiempo lo dirá!

En EL TABLOIDE estamos muy contentos porque gracias a ustedes hemos llegado a los 60.000 seguidores en el Facebook, lo cual nos ubica como uno de los medios de comunicación de la región con mayor número de amigos que siempre están pendientes de nuestras informaciones… ¡Y seguimos creciendo!

Buenos comentarios ha despertado la idea de Luis Fernando “Chiri”, precandidato a la Alcaldía de Tuluá, de repartir bolsas para depositar la basura de casa en casa promo-cionando su candidatura por todos los barrios de la ciudad. Una forma ecológica de ganar amigos… ¡Que no se quede nadie sin su bolsa!

Preocupante la información que dio a conocer la Fiscalía, el pasado 1 de abril, en la mesa forense que se realizó en Tuluá sobre el incremento en las cifras de homicidios en la “Villa de Céspedes». Según lo dicho ha aumentado en un 100% con respecto a lo que va corrido del presente año en comparación con el mismo tiempo del 2018. Este año van 24 homicidios mientras que en el 2018 la cifra fue de 12…¡Qué miedo!