SOY PUBLICIDAD
Click Here
SOY PUBLICIDAD
Click Here
Previous
Next

El racismo en Colombia es solapado, Tuluá y la región no son ajenas a la problemática

Compartir
Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Gonzalo Vallecilla, uno de los líderes más representativos de la población afro en el Valle del Cauca recuerda la ocasión en que estando en Bogotá debió recurrir a las autoridades para poder ser atendido en un sitio público en la 93 y aunque nunca se lo dijeron, es claro que la negativa se originó por el color de piel.

Esta anécdota, que es una de tantas vividas a lo largo de sus 50 años de vida, fue el punto de partida para abordar un tema que resulta sensible por estos días cuando han aflorado los escándalos de violencia contra la población negra en los Estados Unidos.

“Es claro que en Colombia nunca se va ver una acción de maltrato contra los afros como en Estados Unidos, donde el tema tiene una connotación histórica, pero es innegable que existe en los diferentes territorios un racismo solapado, disimulado, que hace pensar que no enfrentamos esa realidad a diario”, dice Vallecilla en diálogo con EL TABLOIDE.

Agrega que en nuestro medio, las manifestaciones racistas se reflejan en aspectos como la falta de oportunidades laborales y académicas de manera especial a la hora de acceder a los niveles de estudio superior.

“Digamos que en Colombia y en este caso Tuluá y los municipios de la región no son la excepción, pues uno escucha hablar de cero tolerancia con la discriminación, pero al mismo tiempo se fijan límites para acceder a los espacios de poder donde los negros somos buenos hasta el momento de ir a votar, pero después nadie vuelve hablar de los afrocolombianos”, precisa.

¿Cómo va Tuluá?

Al referirse a este territorio en particular, Gonzalo Vallecilla advierte que Tuluá no escapa a esa realidad nacional y hay muchos casos en los que se manifiestan acciones dis-criminatorias.

“Yo tengo la representación de Afroconceva y desde hace 15 años trabajo en la búsqueda de oportunidades para la población afro, de manera especial para su ingreso a la educación superior y en algunos casos hay directivos que ponen talanqueras sabiendo que se está reclamando un derecho estipulado en la ley” precisa, al tiempo que destaca que son las mujeres las más interesadas en acceder a los estudios técnicos o universitarios en una proporción que fácilmente alcanza 70-30.

“Es un solo ejemplo, pero podría citar otros donde hay señala-mientos a la población afro y estigmatizaciones que para muchos pasan desapercibidos y que se siente cuando de manera consciente o inconsciente nos asocian con la delincuencia cuando llegamos a un sitio donde esa desconfianza existe”, comenta.

Finalmente señaló que se debe trabajar el tema desde la escuela, pues todavía hay cátedras afro que se quedaron en la esclavitud y los sometimientos de los negros y nunca en la importancia de estos en el crecimiento y desarrollo del país.

Comparte esta noticia a través de tus redes sociales.
Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn