Un llamado urgente realizó el comandante de la Policía del Segundo Distrito a la gobernadora del departamento Dilian Francisca Toro y a la bancada Parlamentaria, frente a la utilización indebida de las armas de fogueo o deportivas en la comisión de diversos delitos.

Estas armas de fogueo y traumáticas son similares a las que comercializa la empresa Indumil y que son utilizadas por las fuerzas militares y personas de bien para su autoprotección.

El teniente coronel Gui-llermo Alejandro Carreño prendió las alarmas frente a la utilización de estas armas que en apariencia son idénticas a las utilizadas por la fuerza pública en el territorio nacional.
Señaló el oficial que este tipo de armas que se comercializan en las tiendas deportivas, están siendo incautadas en los diferentes planes de control desarrollados por las autoridades en los municipios de injerencia del Segundo Distrito; otras han sido incautadas en flagrancia, cuando los antisociales están atracando a los ciudadanos.

En Tuluá, el oficial mostró su preocupación por el uso de las armas de fogueo en la comisión de delitos en municipios como Tuluá, Riofrío, Trujillo, Bugalagrande y Andalucía.
Las organizaciones delincuenciales están recurriendo a este tipo de armas para evadir a la justicia, indicó.

Las armas de fogueo

En el mercado comercial en este país la consecución de este tipo de armas es fácil, pues las leyes colombianas no tienen ninguna restricción judicial para adquirirlas.
Este tipo de armas no disparan ningún tipo de proyectil como las de verdad, pero al accionarlas sí suenan similar a una real, gracias a que los cartuchos contienen pólvora que al apretar el gatillo genera ruido y un fogonazo instantáneo en la boca del cañón.

El Código de Policía

Según Carreño Arbeláez, el Código de Policía indica que si a una persona se le encuentra un arma de fogueo debe portar el documento que acredite su propiedad, de lo contrario el arma será incautada y posteriormente destruida.
Agregó el oficial que lo que sí está claro es que comprar una pistola de fogueo o una neumática es tan fácil que hasta los delincuentes están utilizándolas para cometer robos en la ciudad de Tuluá y municipios circunvecinos.

En los últimos días las autoridades han logrado la incautación de seis armas neumáticas con las cuales estaban cometiendo delitos como el hurto en Tuluá, Andalucía y Trujillo.
Las armas de fogueo que han sido incautadas son dejadas a disposición de los inspectores de Policía y son ellos los que deben realizar el procedimiento de destrucción de las mismas o si por el contrario cuenta con los documentos requeridos para proceder a su respectiva sanción o devolución del arma a su propietario.

Armas traumáticas

Las armas traumáticas son más lesivas que las de fogueo, pues como su nombre lo dice, causan trauma en la persona a una distancia de 15 metros aproximadamente.
Su adquisición es igual de fácil a las deportivas o neumáticas.
Las autoridades de Policía del municipio de Andalucía debieron atender el caso del ataque al conductor de un tractocamión que fue víctima de atraco con un arma traumática, donde los antisociales le dispararon y le causaron una lesión en el rostro.

La legislación

El decreto 2535 de 1993 en su artículo 10 indica que las armas de uso civil, son aquellas que con permiso de la autoridad competente, pueden tener o portar los particulares y se clasifican en armas de defensa personal, armas deportivas y armas de colección.
Cuando un ciudadano va a adquirir un arma deportiva como las antes indicadas debe pertenecer a un club deportivo, que a su vez esté afiliado a la Federación Colombiana de Tiro.

Recomendaciones

La ley 1801 de 2016 que regula el Código de Policía, en el título tres en su artículo 27 numeral siete, señala que el porte de este tipo de armas no son permitidas en lugares públicos, manifestaciones, donde se consuma bebidas embriagantes o en cualquier lugar que haya aglomeración de personas y se pueda atentar contra la seguridad y la convivencia.

Ante este tipo de situaciones el Teniente coronel Guillermo Alejandro Carreño Arbeláez, ha solicitado a los congresista y a la gobernadora del departamento se presente un proyecto de ley que permita la regulación en la comercialización de este armas deportivas o de fogueo en el país, pues las acciones delincuenciales con es-te tipo de armamento va en crecimiento.

Quien porte un arma deportiva deberá mantener consigo el carnet de afiliación a un club deportivo, la factura de compra del arma y el carnet del mismo con su respectivo número serial.
Indican los informes de la DIAN frente al tema, que en lo corrido del año se han legalizado ocho cargamentos de pistolas de fogueo que fueron despachados desde Turquía e Italia con un valor comercial cercano a los 830 millones de dólares, es decir unas 4.500 armas.