«…la práctica del deporte surge como la ventana que tiene la juventud para transformar sus vidas…».

Es un hecho que el deporte constituye un mecanismo fundamental para preservar la salud del ser humano, pero también para conquistar grandes triunfos individuales, que a su vez contribuyen a hacer más visible el nombre de un país.

Esto es lo que está sucediendo en estos días para bien del deporte colombiano.

Por ejemplo, el ariete vallecaucano Duván Zapata, jugador de la Atalanta de la liga italiana de fútbol, se ha convertido en el futbolista de nuestra patria que más goles ha marcado en dicha liga. Así las cosas, Zapata, se erige como una de las grandes figuras del balompié actual; no en vano algunos clubes de Inglaterra buscan su vinculación por los logros alcanzados.

Otro connacional que se destaca es Luis Fernando Muriel, quien juega para la Fiorentina del Calcio italiano. Vale de igual modo destacar las victorias del ciclista Fernando Gaviria en ruta y pista, alcanzando títulos mundiales en la prueba del Ómnium realizada en Francia.

De igual modo ha ganado varias etapas en pruebas internacionales, superando en el embalaje final a corredores como Mark Cavendish, Sacha Modolo y más recientemente a Peter Sagan, considerado uno de los mejores velocistas del mundo.

No se puede excluir en esta reseña a Mariana Pajón, la reina del BMX, quien en este deporte ha conquistado medallas de oro en olimpiadas y en varias justas internacionales.

Y qué decir de Caterine Ibargüen, recientemente escogida como la mejor atleta del mundo del 2018; sus logros incluyen medalla de oro en olimpiadas y en varios campeonatos orbitales en la especialidad de salto triple y de longitud. Desde luego, esta lista se podría extender con otros nombres que han descollado en otras disciplinas deportivas.

En todo caso, la práctica del deporte surge como la ventana que tiene la juventud para transformar sus vidas y bañar de gloria a Colombia.