Luego de las quejas presentadas por deportistas y comunidad que hacen uso diario de la pista de patinaje del Gimnasio del Pacífico, se avizoran algunas soluciones por parte de las autoridades que se apersonaron del caso.

Es un problema de cultura ciudadana, señala presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Victoria

La posibilidad de trasladar las prácticas de patinaje de la pista del Gimnasio del Pacífico al patinódromo aledaño al coliseo Beni-cio Echeverry, emerge como la solución más próxima a la problemática que se ha suscitado por las diversas quejas de los deportistas por la invasión de su espacio.

Los patinadores elevaron su voz de protesta la semana anterior por los diversos problemas que vienen teniendo a la hora de desarrollar sus prácticas por la continua invasión de la pista por parte de personas que van a caminar o trotar, desatendiendo los horarios establecidos por el Imder.

Según las directrices de la dependencia encargada del deporte a nivel local, los patina-dores tienen exclusividad de la pista hasta las seis de la tarde, momento a partir del cual pueden ingresar los particulares, puesto que se trata de un escenario de uso público.

A la invasión de personas, se su-ma, según los mismos patina-dores, la presencia de jóvenes en bicicleta que no solo incomodan sus actividades sino que los pone en riesgo debido a que han adquirido la costumbre de hacer prácticas tipo BMX mediante mala-bares peligrosos, incluso para ellos mismos.

Otra queja de los deportistas es la presencia de mascotas dentro de pista que, además de correr sin freno, dejan sus heces en la misma sin que sus amos hagan algo para remediar la situación.
Finalmente está el hecho de la presencia de jóvenes que, al caer la tarde, llegan hasta el escenario deportivo y se sitúan en las zonas verdes para consumir estupefacientes, por lo que reclaman la presencia de las autoridades para que hagan cumplir allí el Código Nacional de Policía.

En la noche de ayer, el secretario de Gobierno Municipal, Carlos Octavio Quitián Martínez; la directora del Imder, Carol Berón Ortiz; el mayor Julio Fernando Mora Escobar, comandante de la Estación de Policía Tuluá y los presidentes de las juntas comunales de los barrios Fátima, Alba Mery Cardona, y Victoria, Luis Eduardo Ayala, sostuvieron una reunión en la sede comunal del primero de los sectores para tomar las medidas correctivas entre las que podría estar la señalada de trasladar las prácticas de patinaje a la pista situada en el barrio El Príncipe.

Otra propuesta que estaba en la mesa para ser puesta a consideración tanto de la Policía como de la Secretaría de Gobierno Municipal, era la de disponer de presencia policial permanente en el lugar como fórmula para remediar las anormalidades que se vienen presentando.