Las autoridades adelantan las investigaciones para dar con los responsables del crimen de este guacariceño.

En la Unidad de Cuidados Intensivos de la clínica San Francisco murió, el viernes de la semana pasada, un hombre que había sufrido un atentado sicarial en el barrio Santa Rita del Río.

De acuerdo con las informaciones entregadas por las autoridades que conocieron el caso, la víctima de los pistoleros fue identificada como Oswaldo Rodríguez Betancourt.

Este hombre fue sorprendido por los sicarios cuando se encontraba en una vivienda ubicada en la calle 9A con carrera 28A del barrio Santa Rita del Río, al nororiente de la ciudad.

En ese lugar se encontraba la víctima, de 34 años de edad y plomero de profesión, cuando fue atacado por un desconocido, que sin mediar palabra alguna le propinó un disparo en la cabeza, que le causó una lesión de gravedad.

Gravemente herido, Rodríguez Betancourt fue auxiliado y llevado hasta la clínica San Francisco, donde pese al esfuerzo de los facultativos, falleció 16 horas después del ataque del que fue objeto.

Indica el reporte de las autoridades, que el antisocial, una vez cometió el ataque, escapó a pie en medio de la oscuridad sin dejar rastro alguno.

Los investigadores que asumieron el caso, indicaron que analizan varias hipótesis frente al hecho y apoyan su trabajo en las informaciones recolectadas en el lugar de los hechos, lo que les permitiría determinar los móviles y autores del crimen.

Según se conoció, Rodríguez Betancourt gozaba del aprecio de sus allegados y conocidos, pues lo conocieron como una persona tranquila y trabajadora.

Este hombre era oriundo del municipio de Guacarí, en el centro del Valle.