«… ¿qué pasa con algunos de los grandes equipos cuando actúan en calidad de visitantes?…».

Sin duda, el fútbol es un deporte que despierta el interés de niños, jóvenes y ancianos en los escenarios donde se practica, que para fortuna del mismo, éste se pone en escena en la mayoría de países del mundo.

En esta dirección, la Copa América que empieza el próximo mes de junio suscita el interés y la pasión de los seguidores del balompié. Este mismo deporte en el continente europeo, como se anotó, también atrae a miles de entusiastas.

En esta perspectiva, llama la atención lo que le ocurrió al Barcelona en días recientes, equipo que según las encuestas era el gran favorito para llegar a disputar la final de la copa de la UEFA.

Sin embargo, después de haber derrotado al Liverpool por 3 a 0, en su propio patio, en Inglaterra sucumbió ante dicha escuadra por un marcador de 4 a 0.

Aquí cabe la pregunta, ¿qué pasa con algunos de los grandes equipos cuando actúan en calidad de visitantes? Este es un interrogante que a mi juicio requiere un enfoque interdisciplinar, porque en mi opinión el despido masivo de jugadores como lo ha anunciado la directiva del club catalán, no contribuye a solventar este problema.

Así las cosas, una solución de fondo implica tener en cuenta aspectos relacionados con fundamentación física, preparación psicológica, estrategias de juego en condiciones difíciles, rol del entrenador, entre otros aspectos.

De todos modos, ver jugar al Barça en su casa y luego observarlo desempeñarse como visitante, deja la sensación de mirar a dos equipos diferentes, desde la perspectiva de la técnica y la eficacia que siempre resaltan cuando el Barça juega en su propio reducto.