El director de la sede Roldanillo invitó a los estudiantes a no continuar con la protesta pues ya el semestre está en su etapa definitiva.

Fallas de comunicación generarían la dificultad en el centro de estudios

A través de un comunicado enviado a las directivas nacionales y que fue remitido a los medios de comunicación, un grupo de estudiantes de la Universidad Antonio Nariño hizo público su malestar por algunas situaciones que se presentan en la institución de educación superior.

Manifiestan los quejosos que hay algunas dificultades del orden administrativo que no han sido resueltas por parte de la dirección local del centro universitario con sede en Roldanillo.

«Son cosas muy puntuales que tenemos y que aunque hemos planteado no recibimos respuesta alguna.

«Temas como la carencia de una cafetería, extintores faltantes, deterioro de la edificación en varias de sus áreas son temas que nos preocupan y para los cuales buscamos soluciones puntuales», dijo uno de los voceros de la asamblea estudiantil permanente.

Respuesta oficial

EL TABLOIDE abordó a Alvaro Muñoz Caicedo, director de la sede en la Tierra del Alma, quien absolvió las dudas planteadas por los alumnos de la institución, quien reconoció que parte del problema puede tener su origen en una falla en los canales de comunicación.

«Hemos revisado las inquietudes y vemos que muchas de ellas son subsanables directamente» indicó Muñoz Caicedo.

«Agregó que llama, la atención que hablen de deficiencias en sistemas cuando la última actualización se hizo en marzo y en el tema de la cafetería, la dificultad radica en el bajo consumo lo que hace que ningún operador se amañe, pero ya logramos reabrirla» dijo Muñoz en diálogo con este medio.