En un partido que se tornó difícil por momentos para la parcial tulueña, Cortuluá logró uno de los dos cupos para la final de ascenso del primer semestre de 2019.

El empate del Equipo Corazón fue obra del delantero Guillermo Murillo, quien aprovechó un centro servido por Duván Sánchez para vencer al portero Mosquera. El Cartagena se había ido adelante por intermedio de Jhony Cano, quien en una jugada individual vulneró la valla de Juan Camilo Arturo.

En la segunda mitad, el equipo de Mayer Candelo jugó con el desespero del local y estuvo a punta de irse arriba en el marcador pero en dos oportunidades el portero Arturo y en otra el horizontal impidieron que los amurallados se quedaran con la victoria.

El onceno de Tuluá llegó a la final al sumar 13 puntos con una campaña perfecta de local donde sumó nueve de nueve y obteniendo cuatro puntos en calidad de visita.

El primer partido de la final se disputará en el 12 de octubre en horario por definir el jueves próximo frente al Deportivo Pereira que derrotó dos por cero al Deportes Quindío en el Centenario de Armenia.