Las autoridades adelantaban los trámites por el suicidio de un agricultor, cuando recibieron el llamado de un nuevo caso, pero en esta oportunidad, el hecho se registraba en la vía Tuluá-Buga.

Indica el reporte judicial de las autoridades que este segundo caso de suicidio en menos de tres horas se escenificó en la finca El Líbano, ubicada en la vía que de Buga conduce a Tuluá, en inmediaciones al puente San Carlos.

La infortunada víctima de este hecho fue identificada como Jairo Montoya Méndez, de 63 años de edad.

Las informaciones entregadas por las autoridades que adelantaron las diligencias de rigor, señalaron que este agricultor ingirió al parecer un herbicida para ponerle fin a su vida.

Agregaron las autoridades que el cuerpo de Montoya Méndez, quien era un agricultor, fue encontrado muerto por su familia al interior de una habitación en la finca donde residía y junto a su cama el tarro que contenía el químico que utilizó para acabar con su vida.

Las autoridades investigan los motivos o razones que tuvo este hombre para acabar con su vida de esta manera.